Las variantes

Aquí vemos como una figura puede modificarse, sobre una misma estructura, pero cambiando simplemente el pie de entrada.

Nos vamos a valer de la figura de sacadas que enseñamos anteriormente. Pero el hombre, en vez de comenzar las sacadas con el pie izquierdo, la comienza con el pie derecho. Hacia la misma dirección, con la misma trayectoria circular, y la mujer dibujando un triangulo con sus puntos de apoyo.

El hombre coloca su pie derecho en forma de “T” en relación con el pie izquierdo de la mujer. En la segunda sacada, se adosa la parte externa del pie izquierdo del hombre, al pie derecho de la mujer por dentro (la mujer está en apertura), y termina con un freno, colocando la parte interna del pie derecho del hombre adosado a la parte externa del pie izquierdo de la mujer, situación propicia para hacer un sanguchito.

Aquí cobra importancia el hecho de que las figuras se complementan. En determinadas situaciones se pueden emplear como recurso para completar una figura inicial.