Para los profesores de tango, aparte de creer firmemente en la efectividad del básico de ocho tiempos, ocurren otros sucesos que no permiten la modificación de este patrón de entrada.

A veces, cuando los profesores viajan a hacer cursillos o congresos a otras latitudes, se encuentran un panorama a veces caótico. Con toda la buena voluntad, los organizadores intentan crear diferentes grupos de niveles. Generalmente iniciados, medios y avanzados. En “iniciados” se apuntan los bailarines con poca experiencia junto con algunos humildes con experiencia que deciden bajar de nivel. En el nivel “medio” se apuntan aquellos que se aprendieron algunos movimientos básicos y se piensan que están para más. Y en el nivel “avanzados” nos encontramos a parejas que no tienen nivel, pero que se creen que lo tienen, junto a otras que si están experimentadas.

Eso hace que el profesor, que ayer mismo aterrizo del avión, se encuentre con toda esa heterogeneidad de niveles y busque de repente un contenido en común para poder comenzar, porque sabe que al terminar la hora de clase deberá materializar un contenido con eficiencia y que convenza al exigente alumnado, o no lo llamarán nuevamente.

Bailan un par de tangos para entrar en calor, y aunque tenga un contenido novedoso, no se arriesga porque la mayoría, más o menos, sabe ir hasta el “5”, la cruzada, bien o mal hecha. A partir de ese u otro contenido que se vea que en general lo dominan, estructuran la clase. De esta forma, es difícil que se puedan  incorporar contenidos novedosos para la mejor asimilación de las figuras.

Hay que tratar de  buscar básicos que le faciliten la tarea al alumno. No pienso en que encontremos básicos para todas las posibilidades. Seguramente, quedarán algunas figuras pendientes de encontrarles un movimiento típico de entrada. Pero para la gran masa de figuras que habitualmente hacemos, es necesario encontrar los movimientos iniciales de las figuras que tengan similar entrada.

Este trabajo que presento llega hasta los contenidos  que considero como adecuados para tener una base aceptable. Por eso trataremos solo dos básicos en estas primeras clases. El aprendizaje de otros básicos, figuras y dinámicas nuevas le siguen a este estudio.